6 octubre, 2017 Comments (0) Actividades, Senderismo, Sin categoría

Ruta por Sierra Nevada. Veredón Inferior y Verea Loca

El pasado 23 de septiembre quedamos 18 personas de nuestro grupo y amigos,  para hacer una salida que consistiría en subir hacia el Veredón Inferior, bajar por el arroyo Guarnón y alcanzar la Verea Loca para recorrerla entera. El objetivo era hacer una ruta con mucho patio para ir acostumbrando al cerebro a zonas que dan vértigo y así con constancia, poder vencerlo. Además esta ruta tenía algo de aventura ya que ninguno de nosotros había estado anteriormente en la Verea Loca, por lo que nos adentrábamos en “terra incognita”.

Quedamos, como suele ser costumbre, muy temprano para llegar a la Hoya de la Mora con tiempo, y sobre las 9:30 ya estábamos andando. La subida por el barranco de San Juan se hizo algo dura ya que más de uno notamos los efectos de venir a nivel del mar a empezar a andar a una altura de que va de los 2500 a los 3.000 metros. Llegamos al monumento de Susana, y desde allí embocamos el sendero del Veredón Inferior. A quien no lo haya hecho nunca se lo aconsejo vívamente porque es impresionante, tiene unos cortados que quitan el hipo si lo miras desde arriba o desde abajo, pero sinceramente cuando lo vas recorriendo la sensación de vértigo disminuye bastante y se puede hacer con tranquilidad, la cual es necesaria, porque una caída puede ser mortal.

Con el navegador en mano nos pusimos a buscar la Verea Loca bajando por el arroyo Guarnón. Como suele ser normal en Sierra Nevada las bajadas son duras y me recordó en cierta medida la bajada de la laguna de la Mosca hacia la vereda de la Estrella. Después de andar un buen rato, encontramos por fin la Verea Loca.

La Verea Loca es una acequia que tiene algunos pasos expuestos en los que hay que ir con cuidado, porque aunque están equipados con cuerdas, estas en muchas ocasiones están en condiciones regulares, por lo que hay que andar con precuación, porque al igual que en el Veredón Inferior, una caída puede ser catastrófica. Aun así es un camino muy bonito e impresionante y que merece la pena repetirlo en otra ocasión, además pasa por paisajes impresionantes y por un precioso robledal de Quercus pyrenaica.

 

Terminada la Verea Loca llegamos al Cortijo del Hornillo donde tomamos un tentempié y retomamos fuerzas. Proseguimos el camino ya de vuelta y hubo en un momento determinado que el sendero se hizo complicado de seguir y costó volver a encontrarlo. Ya encontrado, seguimos ruta por la acequia de Haza Mesa hasta que llegamos al Barranco San Juan. En este punto, en vez de remontar dicho barranco optamos por dirigirnos al oeste directamente hasta la Hoya de la Mora, donde terminamos esta preciosa ruta después de 8 horas, 21 km y un desnivel de 1230 metros positivo con unas espléndidas cervezas y refrescos con sus respectivas tapas. 😀

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes ver más información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Cerrar