15 septiembre, 2020 Comentarios (0) Senderismo-Montañismo

Cara Noreste del Mulhacén

Como comenté en la crónica anterior de  la travesía de Sierra Nevada, nos quedamos con las ganas de realizar la cara NE del Mulhacén, así que nos emplazamos a abordarla en un periodo breve de tiempo.

A las dos semanas Antonio Murillo (Murillo’s team) nos propuso realizarlar a los que habíamos participado en la travesía, y además añadimos a las jóvenes promesas del Grupo Alpino Pinsapo: los hermanos Bueno (Ale y Jorge) y a Julián Pacheco. Todos ellos con 16 años, y con ganas de tener una actividad a su altura y motivante: lugares de vértigo y escalada-trepaderos.

El camino que teníamos hasta el puntal de 7 Lagunas era conocido, pero a partir de ahí hasta el  Mulhacén era «terra incognita». Antes de llegar a 7 Lagunas pasamos por nuestros sitios favoritos: el paso de los Guías y el espectacular Vasar del Mulhacén que hizo las delicias de los jóvenes y de Alejandro Bueno padre😂 .

Para encarar la arista noreste teníamos varias referencias de algunos blogs y de wikiloc (muy escasos), y además los croquis no coincidían con los diferentes tracks que habíamos recopilado, así que íbamos a ir un poco a ciegas a ver qué nos encontrábamos 🤩.  La primera parte se hizo muy tediosa porque el terreno está descompuesto y te vas resbalando continuamente. Para sortear este obstáculo nos dirigimos a la pared de la izquierda, y asiéndonos a ella pudimos pasarlo mejor que por la canal central.

A partir de aquí llegamos a una repisa y el terreno se hizo estable y encontramos hitos durante todo el camino. Solo hay que tener precaución en un punto (muy visible y evidente) en el que si no viras a la izquierda te puedes enriscar en la cara norte del Mulhacén. En esta zona se torna la subida como si fuera un trepadero, con III como mucho, por lo general es un II. Como la vía se adentra en la cara norte, pudimos contemplar unas espectaculares vistas, divisando en todo su esplendor el canuto central del Mulhacén, eso sí, sin nieve.

Cuando íbamos progresando y veíamos que era factible alcanzar la cima del Mulhacén, la emoción empezó a recorrer a todo el grupo, pero más fue cuando pudimos divisar el hito del pico Mulhacén, eso sí lleno de gente como es habitual en agosto 😧. Estaba a tiro de piedra pero no lo habíamos alcanzado todavía, nos quedaba una delicada travesía lateral que me recordó bastante en su configuración a los Tajos de la Virgen.

Pasada esta travesía llegamos a un sendero «normal», y desde allí directamente al pico. A escasos metros de llegar al pico, nos fundimos todos en un abrazo por la satisfacción de haber cumplido el objetivo que nos había llevado esa mañana allí: coronar el Mulhacén por su arista noreste.

Decir finalmente que para mí es la subida más bonita y espectacular de todas las que he hecho al Mulhacén, tiene el aliciente de pasar por el Vasar del Mulhacén y realizar un trepadero que merece la pena tanto por la «acción» como por las impresionantes vistas de la cara norte del Mulhacén.

Nos prometimos hacerla de nuevo en invernal para obviar el fastidioso canchal que comenté en párrafos anteriores, y evitando, claro está, el Vasar del Mulhacén😉

Os dejo el enlace de un precioso vídeo que realizó Carlos Martín https://www.youtube.com/watch?v=92h0OZKbb3U

Vasar del Mulhacén

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes ver más información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Cerrar