17 septiembre, 2017 Comentarios (0) Senderismo/Montañismo

Subida al Vignemale. Pirineo francés

Como siempre, me pilla el toro y escribo la crónica más tarde de lo que tendría que haberla escrito, pero bueno, mejor tarde que nunca. 😛 . A mediados de agosto Sole y yo nos fuimos a hacer la Alta Ruta de los Perdidos, pero no el clásico recorrido, sino uno ideado ad hoc por Sole, que incluía la subida al pico más alto del Pirineo francés el Vignemale (3298 m), ya que yo no podía estar más de 4 días en ruta y ella ya la había hecho el año pasado y tenía muchas ganas de subir a este icónico pico. También andaban haciendo la ruta Pedro, Leo, Leli, Juana y Antonio Cantalejo, con los cuales coincidimos algún día de ruta y de refugio.

El tercer día de ruta, el 17 de agosto, hicimos la subida al Vignemale o Pique Longue partiendo del refugio de Baysellance. El camino es un senderito bien marcado, que cuando empieza de verdad la ascensión a veces se desdibuja pero se intuye bien y por lo general está bien hitado. La temperatura durante todo el trayecto fue magnífica y más de una vez pasamos calor, cosas del cambio climático.

Terminada la subida dura de piedra con un fuerte desnivel llegamos a los pies del glaciar. Ahí nos pusimos nuestros crampones y coincidimos con dos simpáticos jóvenes franceses, a los que Sole tuvo que ayudar a ponerse unos crampones que por lo menos eran de los años 50 😯 . Empezamos a andar por el glaciar Ossoue, que por desgracia está en franco retroceso, esquivando las peligrosas y profundas grietas que presenta, las cuales por fortuna en verano se ven perfectamente.

Terminado el glaciar  llegamos a la última subida de este pico , que es una pedrera sin hielo de una piedra descompuesta (max II). Nos quitamos los crampones y la mochilas y subimos así más ligeros. Después de tres horas desde el comienzo de la mañana, y de una media hora de subida dura en este último tramo, en la que tuvimos que utilizar pies y manos, llegamos al pico Vignemale y se nos ofreció una vista impresionante de gran parte de la cordillera pirenaica. Desde aquí vimos también como un helicóptero aterrizaba en el glaciar y se llevaba a una persona herida.

Después de las fotos de rigor realizamos el descenso que lógicamente, en este último tramo, fue más dificultoso que el ascenso por el mal estado de la roca y el riesgo de tener alguna caída. Llegamos nuevamente al glaciar y pudimos observar cómo el calor lo estaba derritiendo literalmente, habían surgido cursos de agua por todos lados. Finalmente llegamos a nuestro punto de partida que fue el refugio de Baysellance, para tomar unas cervezas y recuperar fuerzas porque todavía nos quedaba llegar al refugio de Oulettes de Gaube. En Baysellance coincidimos con unos amigos vascos de Tolosa y posteriormente, mientras nos tomábamos unas cervezas que nos supieron a gloria vinieron nuestra gente del Grupo Alpino Pinsapo con los cuales seguimos haciendo la ruta hasta el refugio de Oulettes.

Glaciar de Ossoue

Esta foto no es mía, es de internet, pero muestra perfectamente cómo es la última subida del Vignamale. Fuente Youtube. Mikel Mendoza Rincon

Por fin la cima. el pico del Vignemale

Glaciar de Ossoue desde la cima

Impresionante vista de los Pirineos franceses desde la cima

Todo el grupo. Pico Vignemale desde el refugio de Oulettes

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes ver más información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Cerrar