7 noviembre, 2017 Comments (0) Travesías de Resistencia

XXIII Travesía de Resistencia Sierra de Grazalema. 21-X-2017

Otra crónica escrita nuevamente por nuestro compañero Juan Carlos Rey:

El pasado 21 de Octubre Leli, Pilar Becerra, Mari Angeles, Luis Pacheco, Jose Maria, Paco Rodríguez Zayas, Antonio Rubio y Juan Carlos Rey, pertenecientes a nuestro club, participaron en la XXII travesía de resistencia sierra de Grazalema – Prado del Rey con un trazado de 59 kilóketros que supieron a 64 y 2.832 metros de desnivel.

La prueba empezaba en las inmediaciones del ayuntamiento de prado del rey a las 04:00 y puso en dirección a El Bosque por carriles y carreteras. De El Bosque cogimos un sendero precioso que nos llevaba a benamahoma donde desayunamos. Desde allí nos enfilaron por un carril dirección hacia el puerto del pinar preludio del pinsapar de Grazalema, sin duda la parte más bonita del parque. Después progresamos entre los pinsapos y llegamos al puerto de las Cumbres, desde donde iniciamos el descenso hacia Grazalema y donde nos obsequiaron con un caldito del puchero que sabía a gloria. Remarcar que desde Benamahoma hasta el puerto de las cumbres era la subida importante de la prueba, unos 900 metros de desnivel en 10 km de recorrido.

De Grazalema, volvimos a subir un pequeño puerto, para bajar a los llanos del Endrinal desde donde se veían unas vistas preciosas de los picos más importantes de Grazalema, a remarcar el Simancón. Volvimos a subir para llegar al puerto de las presillas y terminar bajando al puerto del boyar. Desde aquí ya en camino descendente, alcanzar el área recreativa de los llanos del Campo donde se almorzó.

Después del almuerzo, faltaba la última subida dividida en dos partes: una primera subida hacia el puerto de la carretera, empezaba muy suave y llevadera para ir encrudeciéndose cada vez más y tras pasar los llanos de los fósiles subir hacia el pico del Albarracín. Esta subida marca la diferencia con respecto al resto, no solo por su pronuciada pendiente sino también por discurrir por un terreno que sin llegar a ser barroso podía dar lugar a resbalones.

La prueba después discurrió en bajada por terreno técnico que hacía prestar atención a donde se pisaba para llegar a la caseta del guarda y desde donde se bajó por un sendero frondoso y precioso de nuevo a la localidad de El Bosque.

Desde El Bosque a Prado del Rey ya fueron 10 kilómetros de transición sin mucho atractivo paisajístico, discurría por dehesas, caseríos y carriles en un continuo sube y baja hasta llegar a destino.

Una vea en meta, control de firma y disfrutar del tapeo hablando con otros participantes y desde donde nos hicimos la foto de rigor para inmortalizar esta bonita experiencia.

Resaltar de la prueba la cantidad de avituallamientos en todo el recorrido que hicieron más llevadera la dureza de la travesía. Enhorabuena por ello. Igualmente felicitar todos aquellos lo que participaron en la travesía.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes ver más información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Cerrar